Alguien me Espera

Alguien me Espera
Música (Fragmentos de canciones)


Descripción

En junio de 1996.
Silvio Rodríguez hace las notas de presentación del CD: "Una de las virtudes que hacen profundo un arte es su poder de identidad. Lo característico es un formidable espejo donde nos vemos y nos sentimos parte de lo representado. (...) Por ello las voces que parten con claridad de nuestras esencias nos son fundamentales.
Liuba María Hevia y su grupo son aroma, sabor y sonidos febriles que han sabido robarle silencio al misterio, a la poesía de nuestra isla."

Letras


1. Alguien me espera

2. Cómo no morirme en esta locura

3. A tres por cuatro

4. Si mi canción te regresara

5. Siembra, sembrador

6. La guayabita madura

7. Con cuatro letras

8. Al Caribe mi cantar

9. Si te vuelvo a encontrar

10. La gota fría

11. Guitarra febril

12. B. Track / Tu amor es el canto mío

Alguien me espera   Letra y música: Liuba María Hevia 

Nos perdimos juntos
un día cualquiera,
nos abandonamos del horizonte
sin relojes, brújulas ni escaleras,
sin más país
que la impaciencia.

Violamos el tiempo,
guitarra a cuesta,
deshojando el álamo de la noche,
bebiéndole siglos a cada huella,
sin más país que la inocencia.

Creo en el amor que llega
desnudándose en su coche.
Creo en el amor que espera
y sabe atrapar la noche.

Cuando la tierra se ha cansado,
cuando la soledad nos cuesta,
cuando ya nadie se sorprende alguien me espera,
serenamente así, me espera.

Cómo no morirme en esta locura   Letra y música: Liuba María Hevia

Cómo iba yo a imaginarme
que tanta ternura pudieras guardar,
que con un simple aguacero robaras el vuelo
de mi eternidad.

Cómo iba yo a imaginarme
perdida, traviesa, bebiendo tu sed.
Cómo contar que regreso a mi calle y mi tiempo,
que existo tal vez.

Cómo desafiar la voz que me apura.
Cómo no morirme en esta locura.

A ti te debo el sol
de la noche más pura,
la que me salva el verso de amor.

Cómo no morirme en esta locura.

Reina una estrella entre tu voz
y el centro de mi herida.
Me voy muriendo así de tanta vida.

Cómo no morirme en esta locura.
Tu manantial derriba el lodo
y limpia este camino.
Sólo descubro la verdad contigo.

Cómo no morirme en esta locura.

A tres por cuatro   Letra y música: Liuba María Hevia

Llegas serena y desmedida,
luna temprana, abriendo el corazón,
guajira mía, cadencia singular,
a tres por cuatro, sin rejas ni guardián.

Estás robando los secretos
a esas estrellas que sabes regalar;
cuando te tengo invades ese mar
que llevo dentro y sabe a soledad.

Naciste allá donde la palma
fundó en un álamo el amor,
donde te encuentro, donde me salvas
de la cordura y del reloj.

Eres la furia que me calma
eres la décima mejor,
guajira mía a tres por cuatro,
tonada virgen siempre en los labios.

Hoy estás robando los secretos
a esas estrellas que sabes regalar;
cuando te tengo invades ese mar
que llevo dentro y sabe a soledad.

Creciste allá donde la palma
fundó en un álamo el amor,
donde te encuentro, donde me salvas
de la cordura y del reloj.

Eres la furia que me calma
eres la décima mejor,
guajira mía a tres por cuatro,
tonada virgen siempre en los labios.

Guajira mía, fiel, cotidiana,
novia del trino de la cañada.
Nunca te vayas, no, guajira.

Si mi canción te regresara   Letra y música: Liuba María Hevia  

Si mi canción te regresara,
sería feliz y el universo
encontrarías aquí.

Si mi canción te regresara,
pero olvidaras mi nombre,
sería feliz aquí.

Vuélveme a inventar la felicidad
tocando estrellas con tu corazón,
que aquí te aguardan la ciudad y el sol,
alivia el cielo.

Ven a desmentir esta realidad
aunque yo pague el precio de olvidar,
aunque te libre de mi mal de amor,
alivia el cielo.

Si mi canción te regresara,
un rito al amor cada mañana
encontrarías aquí.

Si mi canción te regresara
y no me amaras, entonces,
sería feliz aquí.

Vuélveme a inventar la felicidad
tocando estrellas con tu corazón,
que aquí te aguardan la ciudad y el sol,
alivia el cielo.

Ven a desmentir esta realidad
aunque yo pague el precio de olvidar,
aunque te libre de mi mal de amor,
alivia el cielo.

Siembra, sembrador   Letra y música: Ada Elba Pérez

Salgo al amanecer
y junto al hombre que siembra amor,
tengo una canción
que darle a la luz del alba.

Oigo algún galopar
que cruza raudo la claridad
oigo el manantial,
que calma la sed del día.

Quiero este camino solo contigo,
yo quiero en el surco sembrar amor,
siembra sembrador, siembra sembrador,
dueño de este sol.

Tengo en cada rincón
algún pretexto para soñar,
y un huerto en el cual
florece la fantasía.

Se puede ser feliz
al poseer el cielo de abril
se puede partir
de cada esperanza nueva.

Quiero este camino solo contigo,
yo quiero en el surco sembrar amor,
siembra sembrador, siembra sembrador,
dueño de este sol.

Salgo al amanecer
y sólo al hombre pongo en mi altar,
pues sólo su andar
es tiempo y será camino.

Quiero mirar atrás,
cuando se aleja mi juventud,
y ver la virtud
naciendo en cada semilla.

Quiero este camino solo contigo,
yo quiero en el surco sembrar amor,
siembra sembrador, siembra sembrador,
dueño de este sol.

La guayabita madura   Letra y música: Liuba María Hevia / Ada Elba Pérez

La guayabita madura
yo te la voy a buscar.
Si me prestas tu caballo
pa' ponerle mi montura
yo me llego al guayabal.

Te traigo naranja colorá,
mangos filipinos y también
traigo plátano manzano,
piña, ciruela y mamey,
pero si me das tu vara
yo te tumbo la guayaba
más sabrosa del caney.

La guayabita madura
yo te la voy a buscar.
Si me prestas tu caballo
pa' ponerle mi montura
yo me llego al guayabal.

Cuando yo te traiga a ti
la guayabita madura,
yo sé que tú me darás,
la llave y la cerradura.

La llave y la cerradura...

El sabor de mi guayaba
es distinto a los demás,
por eso cuando la pruebes
nunca la vas a olvidar.

Nunca la vas a olvidar...

Te traigo naranja colorá,
mangos filipinos y también
traigo plátano manzano,
piña, ciruela y mamey,
pero si me das tu vara
yo te tumbo la guayaba
más sabrosa del caney.

La guayabita madura
yo te la voy a buscar.
Si me prestas tu caballo
pa' ponerle mi montura
yo me llego al guayabal.

Con cuatro letras   Música: Liuba María Hevia / Ada Elba Pérez. Letra: Liuba María Hevia / Ada Elba Pérez / Lien Rodríguez

Con cuatro letras la ternura fue a salir,
reina del cielo con aroma de vivir,
puso su velo transparente en mi canción,
con cuatro letras descubrí lo que era amor.

Con cuatro letras, con cuatro letras,
con cuatro letras de mirar el sol,
con cuatro letras de mirar el sol.

Tendió febrero su pañuelo al estrenar
dos corazones que invadían la ciudad;
sobre el alero del invierno más feroz
dos corazones inventaban el amor.

Con cuatro letras, con cuatro letras,
con cuatro letras de mirar el sol,
con cuatro letras de mirar el sol.

Su beso tibio, manantial de libertad,
virgen del tiempo, madrugadas por soñar,
sus blancas manos trinan en mi corazón
con cuatro letras que repiten el amor.

Con cuatro letras, con cuatro letras,
con cuatro letras de mirar el sol,
con cuatro letras de mirar el sol.

Pasa la vida con su místico latir,
pero ya nunca he visto ángeles salir
de dos pupilas dibujando en su candor
las cuatro letras que traían el amor.

Con cuatro letras, con cuatro letras,
con cuatro letras de mirar el sol.
Con cuatro letras, con cuatro letras,
con cuatro letras de mirar el sol.

Al Caribe mi cantar   Letra y música: Sara González

Denme un rico golpe de tambor,
denme una canción pa' descargar,
suenen una trompeta y un bongó,
hagan de mi canción un despertar.

Suban por mis pregones el sabor rico
de calenturas y de paz,
traigan en un mensaje el candor,
lo que nos da el Caribe tropical.

Rompe este coco, toma saoco,
trina como un sinsonte temprano;
dame tu abrazo, toma este beso
y no le pongas precio, mi hermano.

Suenen un rumba de cajón,
bailen un merengue apampichao,
suenen una plena con sabor,
háganme con los ritmos delirar.

Une a mis manos tu calor,
une a mis cantos tu cantar.
Esta tierra tiene un solo sol
que brilla y se llama libertad.

Rompe este coco...

Si te vuelvo a encontrar   Letra y música: Liuba María Hevia
A Pepe y
Ada Elba Pérez

Esta vez, si te vuelvo a encontrar,
abrigaremos este sol
de esta ciudad descolorida y nuestra,
fundará un segundo la mejor canción,
un rapto a la felicidad,
un surgimiento, una explosión.

Vendrás,
rostro de fuego que me salva una vez más,
simple armonía que al nacer,
arde en el alma y en la piel.

Esta vez, si te vuelvo a encontrar,
un siglo nuevo con tu estrella llegará
abriendo un cántaro de miel
como ritual de libertad.

Esta vez, si te vuelvo a encontrar,
vendrá la vida para compartir la fe
llevándose la soledad,
amándote.

Arreglo: Lien Rodríguez

La gota fría   Letra y música: Emiliano Zuleta

Moralito, Moralito se creía
que él a mí, que él a mí me iba a ganar
y cuando me oyó toca le cayó la gota fría,
y cuando me oyó tocar le cayó la gota fría.

Acordate, Moralito, de aquel día
que estuviste en Urumita
y no quisiste hacer parranda,
te fuiste de mañanita, sería de la misma rabia,
te fuiste de mañanita, sería de la misma rabia.

En mi nota soy extenso, a mi nadie mí corrige,
en mi nota soy extenso, a mi nadie mí corrige;
para tocar con Lorenzo mañana sábado día 'e la virgen,
para tocar con Lorenzo mañana sábado día 'e la virgen.

Me lleva él o me lo llevo yo pa' que se acabe la vaina,
me lleva él o me lo llevo yo pa' que se acabe la vaina.
Ay, Morale a mí no me lleva porque no me da la gana;
Moralito a mí no me lleva porque no me da la gana.

Qué cultura, qué cultura va a tener
un indio yumeca como Lorenzo Morales,
qué cultura va a tener si nació en los cardonales,
qué cultura va a tener si nació en los cardonales.

Morales mienta a mi mama solamente pa' ofender,
Morales mienta a mi mama solamente pa' ofender,
para que él también se ofenda, ahora le miento la de él,
para que él también se ofenda, ahora le miento la de él.

Me lleva él o me lo llevo yo pa' que se acabe la vaina,
me lleva él o me lo llevo yo pa' que se acabe la vaina.
Ay, Morale a mí no me lleva porque no me da la gana,
Moralito a mí no me lleva porque no me da la gana.

Moralito, Moralito se creía
que él a mí, que él a mí me iba a ganar
y cuando me oyó tocar le cayó la gota fría,
y cuando me oyó tocar le cayó la gota fría.
Al cabo 'e la compartía el tiro le salió mal,
y al cabo 'e la compartía el tiro le salió mal.

Me lleva él o me lo llevo yo pa' que se acabe la vaina,
me lleva él o me lo llevo yo pa' que se acabe la vaina.
Ay, Morale a mí no me lleva porque no me da la gana,
Moralito a mí no me lleva porque no me da la gana.

Guitarra febril   Letra y música: Liuba María Hevia

Guitarra febril, herida mortal,
perfecta estocada para el amor.

Guitarra febril, guitarra canción,
robaste el silencio al buen trovador.

Guitarra tienes tú lo que a mi voz le falta,
tienes un ruiseñor despierto en la garganta,
sabes rondar la luz, la dicha y los anhelos,
trocarte con la miel surcando un aguacero,
surcando un aguacero.

Guitarra febril, guitarra canción,
robaste el silencio al buen trovador.

Mi infancia acompañaste apuntándome al pecho,
solíamos vagar entre el sillón y el techo,
supiste del café, del agua y del verano
en el que me encontré tu misterio temprano,
tu misterio de humano.

Guitarra febril, guitarra canción,
robaste el silencio al buen trovador.

Cantándole al amor iniciamos un duelo
salvándonos canciones desde los abuelos,
decretando el imperio de la poesía,
vaya suerte mayor que me brindó la vida,
que me brinda la vida.

Guitarra febril, guitarra canción,
robaste el silencio al buen trovador.

Tú me hiciste olvidar la amorosa pedrada
para la porcelana del mejor florero,
salvaste sin querer los muebles de la sala,
la lámpara y su luz y el gato del alero,
y el gato del alero.

Guitarra febril, guitarra canción,
robaste el silencio al buen trovador.

Guitarra febril, guitarra canción.

Eres tú la voz más alta,
dulce misterio del trovador.

La era está pariendo un corazón
porque, guitarra.

Eres tú la voz más alta,
dulce misterio del trovador.

Sindo Garay, Matamoros, María Teresa,
cantaron todos a coro.

Eres tú la voz más alta,
dulce misterio del trovador.

Te amo, eternamente, te amo, guitarra.

Eres tú la voz más alta,
dulce misterio del trovador.

Mi vida toda es el tiempo
en que canta la guitarra.

Eres tú la voz más alta,
dulce misterio del trovador.

Guitarra febril, guitarra canción,
robaste el silencio al buen trovador.

Inicio  |  
Infantiles  |  
Discografía  |  
Biografía  |  
Noticias  |  
Galería  |  
Contacto  |  



Copyright © Liuba María Hevia